Recent Posts

domingo, 8 de diciembre de 2013

IBCLC, ¿la privatización de la lactancia?


Empiezan a aparecer informaciones sobre el negocio de la asesoría en lactancia materna, confundiendo términos y pervirtiendo el fin último de las asociaciones en apoyo a la lactancia materna: ayudar a las mujeres con su lactancia.

Creo que es perfecta la aclaración hecha en su día por Eulàlia Torras, presidenta de la Federación Catalana de asociaciones de apoyo de la lactancia materna en algún comentario y la recién publicada por Alba Padró es su blog  Som la llet  sobre la diferencia entre: asesoras de lactancia, término que designamos en algunas asociaciones para nombrar a las personas capacitadas dentro de una asociación sin ánimo de lucro y que no tiene nada que ver con las consultoras de lactancia que son las personas que han pasado el examen del IBLCE (aunque puedan coincidir en la misma persona)

Mi experiencia con el IBLCE

Hace unos catorce años, allá por el 1999, escribí a Alemania a la que era entonces coordinadora europea del IBLCE. Entonces no se hacía examen en España pero deseaban facilitarme el que me pudiera examinar.

Después de meditarlo deseché la posibilidad de presentarme. ¿Qué me llevó a esto?

Folleto explicativo de 1.999 
Yo no era sanitaria y el enfoque y fondo de la creación del IBCLE era dar un reconocimiento a los sanitarios que se habían formado en lactancia materna. Sí existía la vía en la que sin ser sanitario podías acreditar horas de asesoría para presentarte que, según la propia historia del IBLCE,  provenía de una petición de las monitoras de L.L.L. no sanitarias.

Entonces los derechos del examen eran elevados para simplemente poder hacer un examen tras el cual no tienes ningún tipo de título reconocido aquí en España. Hay que tener en cuenta que por aquel entonces yo andaba loca por buscar formación, que es lo que no se ofrece, ningún tipo de formación por el dinero que se paga para hacer el examen, que yo conozca y ser IBCLC en España es papel mojado.

Además entras en un proceso en el que cada 5 años tienes que recertificarte, acumular cerps en cursos, congresos… y todo pagando. Esto me parecería bien (actualizarse debería ser una obligación para todas las profesiones) siempre y cuando la certificación tuviera alguna validez.

Huele demasiado a negocio. 

Sobre el reconocimiento

En nuestro sistema sanitario ya hay una figura que se ocupa de la lactancia desde el ámbito sanitario y es la matrona (el pediatra en realidad se ocupa del niño) Figura, la matrona, que por otro lado debería tener una mayor capacidad de decisión y autonomía de otras figuras sanitarias relacionadas con su ámbito.

Por eso pienso que va a ser complicado tener un reconocimiento profesional en la figura de IBCLC, más bien dirigido a un modelo de sanidad privada, como en el caso de E.E.U.U. pero buen camino la sanidad pública tampoco lleva.

A mí la sanidad privada no me interesa. Eso sí, es urgente una formación adecuada de todos los profesionales sanitarios relacionados con la salud materno-infantil, binomio que debería ser atendido conjuntamente desde el embarazo hasta al menos el destete.

Crear una figura para-sanitaria más, refuerza la idea de lactancia-enfermedad.

Las preguntas que me hago

Llevamos años atendiendo mujeres, viendo pasar teorías, actualizaciones, como aumenta el interés general, haciendo de la red nuestro aliado para desterrar mitos y devolverles a las mujeres su libertad para elegir. Lo hemos hecho altruistamente, por el simple hecho de querer evitar a otras lo que nosotras pasamos, porque el sistema aprendiera a respetarnos, a respetar la lactancia y ahora al calor del aprendizaje en los grupos de apoyo hay quien quiere montarse su chiringuito.

De alguna manera siento como que hemos caído en nuestra propia trampa.  Y se me quedan preguntas que imagino que el tiempo me dará su propia opinión.

¿Se convertirá la consultoría de lactancia en una categoría profesional? ¿Será dentro o fuera del ámbito sanitario? ¿Es legal ejercer en estos momentos sin ser sanitario? Y ¿Si eres un buen sanitario para que córcholis ibas a querer hacerlo? ¿Es lícito que desde los grupos de apoyo se envíe a las mujeres a consultas privadas en lugar de a consultas públicas? ¿Es ético tener una consulta privada y participar en un grupo de apoyo o puede generar un importante conflicto de intereses?

Personalmente nunca derivaría a una madre a una consultora de lactancia privada si en el sistema público hay un profesional que le da solución a los problemas que exceden el ámbito del grupo de apoyo.

Estamos en lo que muchos empiezan a ver como un negocio emergente y eso sí que no tiene que ver con la lactancia y mucho menos si se pretende hacerlo al amparo y sombra de las asociaciones de apoyo a la lactancia.

4 comentarios:

Centro Hebamme dijo...

Yo soy matrona. Llevo años apoyando, aprendiendo y trabajando con la lactancia. En la sanidad pública no he podido dar ni la décima parte de lo que me hubiera gustado poder dar; la formación en lactancia me la he pagado yo. He estado altruistamente años en un grupo de madres, acompañando y creciendo con ellas.
Tuve que dejar el grupo de madres porque se transformaba en la consulta de la matrona. Y no es por nada, pero no es el lugar ni las formas para tratar cosas que no sean de lactancia.
Tengo un centro provado donde ofrezco mis servicios. Y sí, cobro por ello. Porque mi tiempo, mi formación y mi esfuerzo también valen dinero; porque es tiempo que no estoy en casa, con mis hijas, y porque lamentablemente, en este país lo que no se paga no se valora.
Ojalá pudiera decir a las mujeres que vayan a la sanidad pública a solucionar los problemas de lactancia, pero si lo hago, sé que, en la mayoría de los casos, no van a ser atendidas como deben.
Me planteo ahora sacar IBCLC, no por poner un título más en mi haber, sino por motivación personal en seguir estudiando y aprendiendo.
La lactancia, el parto, las cosas de la maternidad no es que sean un negocio, es que los profesionales debemos cobrar por ello. Porque lo valen, y mucho.

Cris Moe dijo...

Un tema sumamente delicado pero...
Parto de la idea principal que la Lactancia Materna pertence a la Sexualidad femenina y es además un derecho del bebé:
Consultas en las que se atiende la "sexualidad femenina" en todos sus sentidos las hay públicas y las hay privadas, por lo tanto no entiendo porqué se tendría que debatir si es étco o no que la LActancia se atienda en consultas privadas. Ginecólogos, matronas, pediatras..¿.no los hay privados?
Una cosa son los grupos de apoyo, que gracias a ellos muchisimas mujeres salvan sus lactancias, pero cuando una mujer necesita, por lo que sea, individualización, no veo que mal hay en que pague por ella...
Como bien sabemos todas, hay mucha formación incompleta sobre la lactancia Materna tanto en el ámbito público como en el privado. SI una mujer quiere garantías que su "problema" será tratado con profesionalidad por una IBCLC no veo que mal hay en que ésta cobre por su tiempo. PRecisamente creo que aunque no sea una titulación reglada, sabemos que almenos las IBCLC estan obligadas, como mínimo, a estar actualizadas y a pasar unos éxamenes bastante rigurosos, cosa que nos garantiza a las madres que buscamos soluciones sin éxito, que acudir a una IBCLC nos puede dar garantías...
Los profesionales, sean del sector que sean deben cobrar por su trabajo. La matrona especializada del CAP tambien cobra por su trabajo, igual que la IBCLC de la consulta privada. A una la pagamos mediante impuestos, ya la otra mediante cash...

Sofía B. dijo...

Gracias por vuestros sinceros comentarios.

Conozco el panorama de los centros sanitarios porque tengo amistades en esa situación pero no creo por ello que haya que abandonar la sanidad pública a su destino y que la única atención que haya sea de forma privada.

¿Qué pasará con todas esas mujeres que no puedan pagarse una consulta privada? ¿No es mejor luchar porque los sanitarios se formen y reformen?

Ahora no se puede elegir entre consulta pública y privada de lactancia. Además Cris Moe hay otro problema, en estos momentos una IBCLC que no sea sanitario no puede dar respuesta a los problemas reales de una lactancia, no puede recetar un antibiótico, ni un tratamiento para el tiroides, ni realizar una frenectomía.

Sobre las garantías pues te diría que hay de todo, como en el sector sanitario, también sabemos que un pediatra realiza una residencia y ya ves.

Totalmente de acuerdo que los profesionales cobren por su trabajo ¡faltaría más! pero eso los profesionales. Si las IBCLC's quieren ser una profesión tendrán que pugnar por ello y sobre todo no hacer un uso ambiguo de su permanencia, preparación en los grupos de apoyo.

Gracias por vuestra visita y por leer y participar.

Claudia dijo...

Soy monitora de la liga de la leche, me he formado como tal, intento actualizarme, pero no llego a todo lo que quisiera...Soy voluntaria y no puedo dedicar mas tiempo.Tampoco descarto formarme mas, y por que no examinarme, aunque tengo claro que no me haré rica con esto.
Conozco varias IBCLCs, sé que saben mas que yo, (también tienen mas experiencia que yo, esa que se les exige para poder examinarse) algunas trabajan en la sanidad publica, ¿Por que se examinaron? Seguramente, como dice Hebame, por motivación personal, no lo necesitaban para desempeñar su trabajo, pero lo hicieron. Si hay consultas de lactancia públicas, algunas con IBCLCs, otras con profesionales formados...
Mientras las mamás nos necesiten cualquier alternativa que les ayude, me parece buena.

Publicar un comentario