Recent Posts

domingo, 28 de octubre de 2012

Indefensión aprendida, estivill y crisis

Me envía mi hermano un artículo de muy recomendable lectura ¿Como inmunizarnos de la doctrina del shock?  E inmediatamente, tras la lectura del primer párrafo y el primer vídeo sobre la indefensión aprendida me viene a la cabeza el método estivill.

A veces pensamos que los problemas son nuevos, pero es que el control es desde nuestra más tierna infancia.

A un bebé o niño que dejamos llorar hasta el agotamiento, con un horario, día tras día, hasta que un día creemos que ha "aprendido algo" ha sido un ratón de laboratorio y es un blanco de la "indefensión aprendida"  y tiene muchos más números para ser un ciudadano mucho más sumiso. 

¿Es eso lo que queremos?

Tal vez cuando digo a qué me dedico la gente no ve el trasfondo. Criar a los ciudadanos del mañana es la tarea más importante que tenemos entre manos.

Sobre la indefensión aprendida. Ojo que las imágenes son duras.


 

domingo, 21 de octubre de 2012

Días en que se me erizan los pezones


El día 19 de octubre fue el día contra el cáncer de mama.

Lamento encontrarme entre esas personas que tienen familiares muertas por esta causa y alguna amiga o conocida que ha superado un cáncer de mama o que está en tratamiento.

Es un tema que me ocupa y me preocupa, porque una de mis ocupaciones es sobre las tetas de las demás.

No creo que sepa nada de patología de mamas más allá de mastitis y otros asuntos relacionados con la lactancia, pero de lo que sé es que cuando se trata del binomio mujer-salud el resultado produce escalofríos.

Foto: http://modernreject.com/nicole-cottrell/
Hace años que consulto estudios y leo y escucho voces, mucho más instruidas, que empiezan a poner en tela de juicio todo lo que nos habían dicho sobre prevención: autoexploración, mamografías a toda la población.

Aquí unos apuntes recientes

Es lamentable que un tema como los recortes en sanidad saquen estos temas al atril cuando no deberían haber salido nunca de escena. Y vuelven para que todo el mundo pida gritos una mamografía. De locos.

Hay que ser cuidadosos con las pruebas indiscriminadas (y no inocuas) a toda la población, sin un criterio previo. Habrá que hacer mamografías y todas las pruebas que la ciencia demuestre que son útiles, pero no hacer por hacer, porque antes había dinero o porque ahora hacemos mamografías, mañana densitometrías y pasado lo quitamos todo.

El día 19 de Octubre fue el día contra el cáncer de mama y no escuché ni una sola referencia a algo que la ciencia ya ha demostrado: la lactancia materna es un factor de protección muy importante contra el cáncer de mama y no hay ni un sólo programa serio de formación a profesionales sanitarios para que sea una prioridad en la salud.


domingo, 14 de octubre de 2012

Amamantar: un acto de desobediencia civil


Aunque cuando oí por primera vez que amamantar era un acto de desobediencia civil creo que entendí lo que quería decir, ha sido casi después de 20 años cuando he sido capaz de hacer una reflexión completa sobre qué quiere decir exactamente la desobediencia civil.

En el camino también he entendido porque hay que amamantar pero en “voz baja” para que “nadie se sienta mal” y sobre todo para que no se sepa, como todos las acciones que ponen en cuestión el sistema.

Amamanto porque… 

…mi cuerpo es valioso 

Hay una campaña manifiesta en contra del cuerpo de las mujeres. Todos vemos modelos esqueléticas y las mujeres de todas las edades esclavas de los gramos de la báscula. Todo lo que huele a maternidad como unas caderas redondeadas unos pechos pletóricos o un vientre abultado está muy mal visto.
El mensaje que cala antes de la maternidad es claro “Tu cuerpo es feo” “Tu cuerpo no funciona correctamente” “Tu cuerpo no vale”

Al amamantar, por el contrario, el cuerpo de la mujer se vuelve valioso, eficiente.

…confío en mí misma
Una mujer que amamanta ha aprendido en confiar en sí misma. Y no hay nada que atente más contra el sistema que una mujer inteligente además segura de sí misma dispuesta a cuestionar lo que se le ponga por delante.

 …soy responsable de mi salud
Asumir la responsabilidad de la propia salud es una lección vital. Somos, cada uno, los últimos responsables de lo que decidimos, los profesionales sanitarios no nos mandan, nos aconsejan con sus conocimientos y su experiencia, pero somos los últimos responsables de cuestionar y decidir. Y de asumir nuestras (informadas o no) decisiones.

…cuestiono 
Poner en tela de juicio las pautas del profesional sanitario que nos atiende, porque sus indicaciones carecen de rigor científico, es algo que las mujeres simplemente no hacen.
Las mujeres no hemos tenido opinión y hemos pasado del padre, al cura, al marido, al ¿médico?
Las mujeres no cuestionan y a veces ellas mismas lo cuentan, salen del pediatra o ginecólogo llorando.

…elijo (y tengo miedo de equivocarme, pero me aguanto)
Cuando tienes confianza en ti misma también la tienes para darte permiso para equivocarte. Cuando se asumen las decisiones libremente se es mucho más consecuente.

…no consumo
Amamantar es la antítesis de la vorágine consumista. Amamantar evita ser la diana de la publicidad de muchos y muy innecesarios artículos para bebés que forman una maraña de consumo alrededor de la maternidad. Un río de consumo que puede llevar a prescindir de cosas realmente necesarias.
Quitar la lactancia sin un motivo médico y científico y condenar a una familia a adquirir leche artificial, desconociendo su situación económica, es un acto de irresponsabilidad.

…educo
Amamantar es de por sí un acto educativo. Pero además las mujeres de tu alrededor te preguntan porqué amamantas y te contarán porque ellas no lo hicieron o que quieren hacerlo. Y conocer las historias cercanas ayuda a crear la propia.
Cuantas más mujeres amamantan más se normaliza la lactancia y por eso el mensaje de que hay madres que se sienten mal cuando otra dice que amamanta cada vez va a ser más reincidente. Podemos dar de mamar, pero calladas.

…tejo una red 
Mantenerse al margen de la pauta imperante obliga en cierta manera a rodearse de iguales y qué mejor que estar con otras mujeres que comparten, seguro, una forma de entender las cosas diferentes al resto.
Es increíble ver los vínculos que tejen las mujeres en los grupos de apoyo a la lactancia. Es tener un gran internet femenino, donde encontrarás toda la información y no solo de lactancia y además consuelo, sin que nadie te juzgue, porque a tu lado hay una madre como tú.

…recupero a la mujer 
Porque queríamos estudiar, trabajar, ser reconocidas pero ¿nos dijo alguien que tendríamos que pagar con nuestra maternidad? ¿con dejar a nuestros hijos de semanas o meses en casa o en guarderías?
No hay conciliación posible, hay opciones menos malas.
Pero quiero creer que existe un feminismo bien entendido donde hay sitio para todos y donde hay mujeres que pueden decidir no renunciar a su maternidad.

…abandono el rebaño
Después de meses o años amamantando vas haciendo un camino sin retorno. Sufres una inevitable transformación. Cuando destetas a tus hijos has pasado por incontables vicisitudes y no eres la misma.
 
Amamanto, desafío y desobedezco al sistema y a las generaciones que tantas veces me dijeron que no podría hacerlo.