Recent Posts

miércoles, 22 de agosto de 2012

No te enamores de tu carnicero

Resulta que el tribunal supremo (las mayúsculas hay que ganárselas) ha rebajado la pena a un militar que había sido juzgado por causar lesiones a su mujer.

Los motivos son las condecoraciones que tenía y que, oye los militares están acostumbrados al uso de la fuerza.

Lo dicho, no te enamores de tu carnicero.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/08/21/actualidad/1345552139_757522.html

0 comentarios:

Publicar un comentario